Menorca

Guía para conocer Menorca en 7 días


Publicado 20-05-2019



En septiembre de 2017 pasamos 7 días descubriendo cada rincón de Menorca. Esta isla pertenece al archipiélago de las Islas Baleares y es conocida por sus calas de agua turquesa. Esperamos con este post ayudaros a disfrutar y aprovechar al máximo el tiempo para que no os dejéis nada por ver.

En primer lugar, debéis saber que la Isla está rodeada por el Camí de Cavalls, un sendero histórico que fue utilizado para defender la isla. Esto hace que muchas playas sean de difícil acceso. Para poder disfrutar de algunas de ellas hay que recorrer kilómetros por terrenos abruptos a través de pinares y cerca de acantilados. Os recomendamos que llevéis calzado adecuado y una pequeña nevera con bebida y comida, ya que algunas de las playas no tienen bares.

1-mapa

 

Primer día

Cogimos el avión de madrugada, por lo que bien temprano llegamos a Menorca y recogimos nuestro coche de alquiler. Nos alojábamos al oeste de la isla, cerca de Ciudadela, pero como era pronto para hacer el checkin en el apartahotel, hicimos una parada en la Cala Vall, situada cerca de nuestro apartamento. Esta cala es de arena blanca y fina y de fácil acceso, ya que tras aparcar solo tuvimos que recorrer un corto sendero para llegar.

2-cala-vall

Volvimos al apartamento a la hora de comer y una vez deshechas las maletas, nos dirigimos hacia la Necrópolis de Cala Morell. Las catorce cuevas que encontramos fueron utilizadas como cementerio durante varios siglos.

3-necropolis

Muy cerca de este espectacular lugar se encuentra la Cala Morell, es una cala formada por acantilados, por lo que se han construido plataformas de cemento para facilitar el baño. A pesar de no tener arena, nos encantó. Es una cala tranquila, aunque cerca existe una urbanización. Os recomendamos que admiréis las rocas de los acantilados, seguro que encontráis algunas con formas peculiares.

4-cala-morell

 

Segundo día

Tras un copioso desayuno, nos dispusimos a conocer Cala Galdana, una de las más grandes de la Isla, y la más familiar. Además, cuenta con fácil acceso y con todas las comodidades: parking, bares, tumbonas, baños, alquiler de barcas…

5-cala-galdana

Después de comer, anduvimos unos 20 minutos por el Camí de Cavalls que hay a la izquierda de la Cala Galdana, hasta llegar a Cala Mitjana. Es bastante accesible. Además, tuvimos la suerte de contar con bastantes olas, lo que hizo más divertido nuestro baño.

6-cala-mitjana

Disfrutamos durante un par de horas de esta cala, pero queríamos ir a Cala Trebaluger, lo cual no fue nada fácil. Desde la cala Mitjana, hay que andar mucho, eso sí, con unas vistas espectaculares. Para llegar a la fina arena de esta cala hay que atravesar un río a pie. Tenéis que tener en cuenta que hay que deshacer el camino, y es mejor evitar que se os haga de noche.

7-cala-trebaluger


Tercer día

Amaneció nublado y lluvioso, por lo que aprovechamos el día para hacer turismo urbano. Comenzamos paseando por Ciudadela, que es el segundo núcleo urbano más grande de la Isla por detrás de Mahón. Recorrimos sus calles y nos encantó. Os invitamos que no dejéis de ver: la Catedral de Menorca, la Plaza del Borme, el Castillo de San Nicolás y el Puerto.

8-ciudadela

Después de comer, nos dirigimos a Mahón, la capital de Menorca, situada en el este de la Isla, y donde se encuentra el aeropuerto. Nos gustó mucho pasear por sus calles. Entre otras cosas, visitamos el museo, el Ayuntamiento, el Bastión de Sant Roc, la Iglesia de Santa María y la Iglesia del Carmen.

Quisimos terminar el día en el Fuerte de la Mola, pero al poco de entrar, cayó una tromba de agua. Pudimos refugiarnos en un lugar cubierto que hay (ya que la mayor parte del recorrido es exterior) y tuvieron que venir a "rescatarnos". Nos dieron una entrada para poder visitarla otro día.

Cogimos el coche y nos fuimos al hotel con la esperanza de que el día siguiente mejorara el tiempo.


Cuarto día

Nos levantamos temprano para ir a Cala Turqueta, quizás la más conocida de Menorca. Es una cala muy pequeña y cuenta con un parking cercano, con muy pocas plazas de aparcamiento, por lo que es muy difícil acceder. Nosotros tras una hora y media de atasco, desistimos.

9-camino-a-la-cala-turqueta

Aunque estábamos en el sur de la isla, tomamos sobre la marcha la decisión de ir al norte, a la Cala Pregonda (ya que en tiempo cruzar Menorca de sur a norte, no supone más de media hora). Tras aparcar, hay que andar unos 30 minutos por un sendero, pero merece la pena, puesto que esta cala es completamente diferente al resto. La arena es roja, el agua cristalina y el fondo marino está lleno de vida, por lo que pasamos horas haciendo snorkel.

10-cala-pregonda

Después de comer, a eso de las cuatro de la tarde nos fuimos a Cala Tirant, al lado de Fornells, un pueblo de pescadores.

11-cala-tirant

Nos fuimos pronto al hotel para arreglarnos y poder conocer Ciudadela por la noche.

12-catedral-de-menorca


Quinto día

Madrugamos más que el día anterior, es más, nos levantamos tan temprano, que al ir a desayunar nos dijeron en el hotel que aún no estaba abierto el buffet. Pero en esta ocasión llegamos al parking de Cala Turqueta a las nueve de la mañana y… ¡¡¡¡Había aparcamientos libres!!!

Caminamos 10 minutos hasta llegar a la cala, y esperamos con la arena aún húmeda, a que saliera el sol. Os aconsejamos que, si hacéis esto, os llevéis una sudadera, ya que entre la arena mojada y la brisa de la mañana, algo de frío pasamos.

Seguro que con el panorama descrito estaréis pensando si mereció la pena… pues juzgar vosotros mismos:

13-cala-turqueta

Una cala con el agua turquesa y la arena tan blanca y fina que nada tiene que envidiar al caribe. Una cala virgen, y pequeña, rodeada de pinos, pero con baños, socorrista y un chiringuito en la zona del parking. ¿Qué más se puede pedir?

14-cala-turqueta

Pasamos toda la mañana en esta cala, hicimos snorkel, y después de comer tomamos el Camí de Cavalls en dirección a Cala Macarella, pero nos desviamos para ver Cala Macarelleta. Por el camino disfrutamos de unas vistas impresionantes, pero os hacemos hincapié en la importancia de llevar calzado adecuado, no ir demasiado cargado y no olvidar que hay que deshacer el camino para que no os llegue tarde. Encontraréis indicaciones como estas de la foto por todo el sendero.

15-indicaciones

Ya en Cala Macarella, disfrutamos de un rato de descanso en una cala que compite en belleza con Cala Turqueta. Esta playa cuenta con baño, chiringuito y socorrista, es una de las más completas de Menorca.

Podéis llegar como nosotros, caminando, pero también en coche, ya que hay dos parkings cercanos, uno a cinco minutos y otro a quince. Sin embargo, si vais en coche os perderéis estas impresionantes vistas de la cala.

16-cala-macarella

Deshicimos el camino, bastante cansados por la caminata y el madrugón, cogimos nuestro coche, cenamos en el hotel y a la cama.


Sexto día

Este día intercalamos una visita cultural con playa. Comenzamos el día conociendo un precioso pueblo situado al sur de la Isla, cerca de Mahón. Binibeca fue un pueblo de pescadores, hoy en día es uno de los lugares más turísticos de Menorca. Os invitamos a perderos por las estrechas calles y disfrutar de sus casas encaladas, y su encantadores habitantes.

17-binibeca

Después, nos dirigimos a la Cala Binidali, que se encuentra muy cerca. Además, solo hay que bajar un sendero desde el parking para acceder. Sin embargo, es muy pequeña, por lo que encontrar un sitio para poner la toalla será bastante complicado. Hicimos snorkel, pero tuvimos la mala suerte que ese día había medusas, por lo que comimos y cambiamos de cala.

18-cala-binidali-1

Por la tarde nos dirigimos a Cala en Porter. Más que cala, parece una playa por sus dimensiones. Se encuentra entre grandes acantilados, su agua es azul y su arena blanca. Además, cuenta con todas las comodidades, parking, tiendas, baños, duchas, restaurantes, socorrista…

19-cal-en-porter

Estuvimos muy tranquilos y el baño fue muy agradable. Pero decidimos irnos pronto e ir visitando todos los poblados prehistóricos que nos encontramos, hasta llegar a Monte Toro, el punto más alto de Menorca, además, al estar tan céntrico hace que podamos ver toda la isla. En este punto podemos encontrar también con el Santuario de la Virgen de Monte Toro.

Volvimos al hotel y tras cenar paseamos de nuevo por Ciudadela.

 

Séptimo día

Pues con mucha pena llegamos a nuestro último día en la Isla. Y como no podía ser de otra manera, lo exprimimos al máximo.

Comenzamos el día visitando el Faro de Favaritx, que es el faro más famoso de Menorca. El paisaje es diferente al del resto de la Isla, formado por acantilados abruptos, sin vegetación y un suelo formado de pizarra negra.

20-faro-de-favaritx

Después, por el Camí de Cavalls, llegamos a Cala Presili, un lugar protegido y declarado reserva de la biosfera, con arena blanca y agua cristalina. Hizo mucho calor, así que aprovechamos muy bien la mañana haciendo snorkel y disfrutando de un baño tranquilo.

21-cala-presili

Después de comer teníamos planeado ir a Cala Tortuga, pero como llovió el día que fuimos a la Fortaleza de la Mola, teníamos pendiente terminar esa visita, así que cogimos el coche y nos dirigimos hacia allí.

La Fortaleza de la Mola se construyó para defender la Isla de la amenaza británica. Su visita puede durar entre dos o tres horas, por lo que os recomendamos que evitéis las horas de más calor. A nosotros nos pareció muy interesante, ya que la fortaleza nunca ha sido atacada y está muy bien conservada.

22-fortaleza-de-la-mola

Después de esta visita, nos fuimos al hotel a hacer las maletas, con la sensación de haber aprovechado al máximo nuestra estancia y con la seguridad de ser una de las más bonitas islas españolas que hemos conocido.

Esperemos que este post os sea útil en vuestro viaje, y si necesitáis más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

 

Saludos y, ¡buen viaje!



Comentarios sobre :
Menorca

Buscar en el blog