Ávila

Ruta por Ávila


Publicado 01-10-2019



En mayo de 2018 visitamos Ávila, capital de la provincia que lleva su mismo nombre, en la comunidad autónoma de Castilla y León y que es conocida sobre todo por sus murallas medievales en perfecto estado de conservación y sus chuletones.

Llegamos por la noche a Ávila y nos fuimos de tapas a la famosa Calle de San Segundo, una calle plagada de bares y colindante a la muralla, por lo que tomar una cerveza o un vino en cualquiera de sus terrazas con esas vistas, es un auténtico privilegio.

foto-1-tapas-san-segundo

Al día siguiente amanecimos en Ávila y lo primero que hicimos fue subir al adarve de la muralla. En los casi 2 kilómetros que son visitables, nos acompañó la información de una audioguía que entregan al comprar la entrada en la oficina de turismo, por lo que conocimos datos tan interesantes como que es el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo, su perímetro es de 2.516 m., o que cuenta con 87 torreones y 9 puertas. Su construcción se inició a finales del siglo XI a petición del rey Alfonso VI de León, aunque se cree que había una edificación anterior. Tras muchas modificaciones a lo largo de la historia, nos resulta curioso que en el siglo XIX se propuso derruirla para expandir la ciudad, pero se salvó por falta de presupuesto.

Os dejamos la web oficial de la muralla por si queréis tener toda la información, el mapa, su historia, etc.

http://muralladeavila.com/es/planifica-tu-visita/recorrido-por-la-muralla

foto-2-subir-a-la-muralla

Al terminar nuestra ruta, visitamos la ciudad extramuros. Lo primero que vimos fue la Basílica de San Vicente, situada frente a la puerta que lleva su nombre, para muchos, la iglesia románica más importante y bonita de Ávila.

foto-3-basilica-de-san-vicente

El exterior está construido en una piedra arenisca de tonos amarillentos y anaranjados. Del interior destacamos las bóvedas de crucería de las naves, la imagen de la Virgen de Soterraña, y el elemento más importante, el Cenotafio (tumba vacía) de los santos titulares, Vicente, Sabina y Cristeta.

foto-4-Cenotafio

A continuación, entramos a la muralla por la puerta de San Vicente, pasamos por el Palacio de los Verdugo, el cual forma parte junto con otro muchos, de la arquitectura urbana de la monumental ciudad. Continuamos dirección a la Plaza del Mercado Chico, en la que se encuentra el Ayuntamiento, y la Iglesia de San Juan Bautista. Debajo de los soportales y en las calles circundantes encontramos numerosos bares donde os recomendamos degustar alguno de los platos típicos de la cocina abulense: Sopa Castellana, Judiones del Barco de Ávila, Garbanzos de La Moraña, nosotros ese día elegimos un chuletón y las patatas revolconas.

foto-5

Tras esta copiosa comida, continuamos en dirección a la Catedral de Ávila. Al llegar, nos encontramos con una fachada sobria, puede deberse a que fue proyectado como templo y como fortaleza.

foto-6-catedral

Una vez en el interior, encontramos un claro estilo gótico, aunque con toques renacentistas. Dentro de la visita de la Catedral, destacamos La Girola, las vidrieras, El Coro y el espectacular Claustro.

Al salir, recorrimos los palacios señoriales que la rodean, como el de los Velada, el de Valderrábanos, algunos de ellos convertidos hoy en hoteles, y que pueden ser una de las mejores opciones de alojamiento en Ávila, debido a su privilegiada ubicación.

Caminamos por la Calle Cruz Vieja hasta llegar a la Plaza de Adolfo Suarez, a quien Ávila rinde homenaje desde 2005 con una estatua de bronce de tamaño real del que fuera presidente del gobierno.

Salimos por la Puerta del Alcázar, que conecta extramuros con la enorme Plaza de Santa Teresa, y al fondo de esta plaza vemos la Iglesia de San Pedro, que no pasa desapercibida, debido al gran rosetón sobre su fachada principal.

Al comenzar a caminar por el Paseo del Rastro captó nuestra atención una escultura dedicada a Santa Teresa que se encuentra justo delante de la Torre del Homenaje, que destaca por ser de mármol blanco delante de la piedra arenisca de la muralla.

foto-7-torre-del-homenaje

Continuamos bajando este Paseo hasta encontrar la Puerta de Santa Teresa, y una vez situados frente a ella se nos descubre la fachada del Convento que lleva su nombre. Esbozada como si fuera un retablo, se organiza en tres cuerpos, destacando la imagen de la Santa, en mármol, y los escudos de los Cepeda y Ahumada, la Orden de los Carmelitas descalzos, entre otros. Esta iglesia esta levantada sobre la casa natal de Teresa de Cepeda y Ahumada.

foto-8-puerta-de-la-santa

En las calles contiguas, encontraréis otras sorpresas ocultas de Ávila, como el Torreón de los Guzmanes o el Monumento a San Juan de la Cruz.

Seguidamente, recorrimos la muralla, bajando de nuevo por el Paseo del Rastro, para después terminar de bordear la muralla por la carretera de la Ronda Vieja. Aunque es una larga caminata, os aseguramos que merece la pena, siempre que llevéis un calzado cómodo.

foto-9-muralla

Terminamos nuestro día en la calle San Segundo para tomarnos unas merecidísimas tapas, y ponerle un perfecto broche final a esta espectacular jornada de turismo.

En nuestro último día, quisimos aprovechar la mañana, ya que el camino de vuelta a casa era muy largo. Como íbamos en coche, comenzamos visitando el Real Monasterio de Santo Tomas, un edificio de estilo gótico fundado en 1480, y que se encuentra en las afueras de Ávila.

Acto seguido, visitamos uno de los lugares esenciales de la vida de Teresa de Ávila, el Monasterio de la Encarnación donde permaneció casi ininterrumpidamente desde 1535 hasta 1574. Cuando Teresa de Cepeda, sin permiso paterno, ingresó en la Orden del Carmen.

foto-10-monasterio-de-la-encarnacion

Y finalizamos nuestra visita por tierras abulenses, como no podía ser de otra manera, con la panorámica de la ciudad que nos ofrece el Humilladero de los Cuatro Postes, que es un monumento religioso, del cual hay varias leyendas explicando su razón de ser. Independientemente de su origen, en la actualidad es el mejor mirador de la ciudad, al otro lado del río Adaja.

foto-11-cuatro-postes

Esta es nuestra experiencia por Ávila, esperamos os sirva de ayuda.

Saludos, y ¡Buen viaje!

 



Comentarios sobre :
Ávila

Buscar en el blog